Jane Benham Hay (1829-?)

Jane Benham fue una pintora inglesa que desarrolló su carrera entre Londres y la Toscana en la segunda mitad del siglo XIX.

Benham Hay supo desde muy joven que quería pintar. Quizás esa necesidad de expresarse mediante el arte fue la que cambió su vida para siempre y le hizo viajera e independiente además de una gran pintora.

Con tan solo 21 años viaja a Alemania con una amiga, la también artista Anna Mary Howitt. Su idea es viajar a Munich para estudiar pintura y dibujo, pero antes de conseguirlo son rechazadas por la academia de Düseldorf, donde las mujeres no eran bienvenidas como estudiantes, solo como musas. Ellas no se rinden y deciden pedirle al director de la academia, Wilhelm von Kaulbach, unas clases particulares en su estudio.  Jane vuelve a Londres en Diciembre de 1850 con una sólida formación académica, sobre todo en pintura mural, y con toda la influencia del romanticismo aleman.

A partir de mediados de los años 50 Jane entra en el círculo de la denominada “hermandad Prerrafaelita” que eran básicamente un grupo de pintores, filósofos y escritores muy atraidos por la idea romántica de un arte puro y sincero anterior al Renacimiento, de ahí lo de pre Rafael. Estos artitas se unían en “hermandad” porque también habia un lado místico religioso muy fuerte detrás de todo su discurso. Tenemos que tener en cuenta que estamos en plena mega revolución industrial, con máquinas, trenes y obreros por todas partes haciendo ruido y contaminando. Y claro tanto alboroto pues no era bueno para los amigos del pre rafaelismo que querían alejarse de tanto realismo y modernidad y volver a esa arcadia que era el final de la edad media, donde no había trenes pero si peste.

Esta “hermandad” también estaba compuesta por mujeres pintoras, aunque de ninguna de ellas se tenga demasiado conocimiento. Muchas se habían formado viajando a Italia o a Alemania, como Jane, ya que era la única manera de emanciparse de la familia y de aprender en libertad. Era además el momento donde la cuestión femenina empezaba a tomar forma, sobre todo en Inglaterra con la incorporación de la mujer al trabajo fuera de casa.

En estos viajes era fácil ver las dos grandes corrientes sociales y culturales que coexistían en  Europa: una progresista y otra involucionista. En Alemania, al igual que en Inglaterra, apareció otra hermandad llamada los nazarenos, que también reivindicaban la historia “auténtica” de Germania, su glorioso pasado. Estas corrientes se basaban en redescubrir aquello que el progreso quería de alguna manera olvidar. El pasado ya no era algo lleno de suciedad y barbarie sino algo que formaba parte de la nación, que había por lo tanto que reivindicar e idealizar como una etapa feliz y sencilla. Estas visiones de cualquier tiempo pasado fue mejor, siempre han estado en la Historia del arte. Siempre hay un grupo que quiere partir de cero, o mirar hacia atrás para recuperar lo perdido o lo ignorado. Los Prerrafaelitas y Nazarenos miraban su propia historia, su literatura, su mitologia o sus paisajes. Todo muy bien regado con altas dosis de nacionalismo y patriotismo donde cada nación competía por ver quién tenía el pincel más largo.

Hay, Jane Eleanor Benham; A Florentine Procession; Homerton College, University of Cambridge

Jane se sintió atraída por este estilo tan etéreo y fascinante de los Prerrafaelitas, y pintó en 1867 su mayor obra la procesión florentina.  En este inmenso cuadro, que hoy se conserva en un college de Cambridge, se ve una procesión religiosa de diferentes personalidades del pre-Renacimeinto italiano. A diferencia de algunos de sus colegas ella casi se fija más en el estilo que en el tema, ya que muestra con detalle los ropajes, la arquitectura y el estilo de vida de la Italia del s XIV. Un cuadro enorme que se expuso en Londres, suguramente cuando ella ya vivía en Italia, ya que dejó a su marido Inglés para conocer mundo y acercarse a la fuente de esa inspiración Prerrafaelista.

Sin embargo Jane no era una fundamentalista del Prerrafaelismo, y cuando llegó a Italia descubrió un nuevo grupo de artistas los Macchiaioli. Estos pintores eran los impresionistas Italianos. Artistas modernos, muy influenciados por Francia y politizados a favor de la unificación italiana. Ellos empezaban a pintar al aire libre, temas sencillos, campestres, con niños sucios y pobres. Unos temas más reales y cercanos que Jane también tuvo presentes en sus cuadros.

Jane  Benham se arrejuntó con unos de estos pintores, tuvo chiquillos y se quedó a vivir en la soleada Italia hasta su muerte. Aunque en realidad no hay nada documentado de ella a partir de 1867, ni sobre su obra ni sobre su vida. No se sabe cuándo ni dónde murió y a día de hoy se pueden ver muy pocas obras suyas en lugares públicos.

pd: para ver mejor el cuadro hay que clicar sobre él. disculpen las molestias